Sobre Hakuko

Hakuko

Hakuko

Hakuko es la marca principal de la fábrica de la familia Morikawa. Compuesto por dos caracteres; Haku (白) significa blanco y Ko (鴻)significa grandes aves en general. El segundo carácter también se puede combinar con el fin de formar otra palabra (鴻図) que indica grandes ambiciones. De esta manera el nombre expresa la inspiradora imagen del blanco fénix volando con audacia hasta el vasto cielo. El diseño del sello que retrata a este “Fenix” fue creado en 1950, cuando se consideraba poco convencional. Esto se replanteo para realizar el diseño actual en 1990.

Sarasouju

Sarasouju

“El sonido de las campanas de Gion Shoja hace eco de la fugacidad de todas las cosas; el color de las flores de shala revela la verdad de que lo prospero debe claudicar”. (Traducción de Helen McCullough, Prensa de la Universidad de Stanford)

Estas tremendas líneas vienen del famoso “Cuento de Heike”, un épico poema de la Guerra Genpei del siglo XII. Buda muere rodeado por árboles de saal, (llamados también Sala o Shala). Se dice que uno de cada dos árboles se marchitó de tristeza por su muerte, sus flores se volvieron blancas como las gruyas y cayeron para cubrir su lecho de muerte. En el cuento de Heike la abrupta manera en que las flores cambian de color es usada como una metáfora de la fugacidad e impermanecía de todas las cosas en el mundo. El sake también es una creación cambiante y transitoria. Conocido durante mucho tiempo como el “arte de la temperatura”, el resultado de la fermentación del sake depende en gran parte de la habilidad para controlar la temperatura durante cada proceso. En los días antes de la existencia de los termómetros la elaboración era propia de las intuitivas manos de los TOJI veteranos, registrando los pequeños cambios en la temperatura. Estas habilidades se heredan por generaciones.
A diferencia de otras artes como la música y las artes visuales el sake no puede ser preservado para que otras generaciones lo disfruten. Es por esta razón que está destinado para consumirse, que nos esforzamos por la excelencia constante para crear un sake único e inconfundiblemente nuestro.
El Santuario Itsukushima fue construido por Taira Kiyomori como un guardián para su familia, el clan Heike. Sus arcos rojos son un símbolo icónico de Miyajima y Hiroshima en su conjunto. La línea de productos Sarasouju, con sus referencias al Cuento de Heike, expresa nuestra ambición de ser considerado también como un símbolo de Hiroshima.

Los conceptos expresados con nuestras dos marcas.

A continuación explicaremos acerca de los conceptos expresados con nuestros dos sellos, Hakuko y Sarasouju.

Nosotros pensamos que este último es nuestro sello para una “ocasión especial”. Esperamos que las personas puedan disfrutar de este sake tan especial en fechas importantes, cuando tengan algo para celebrar o cualquier día que se tenga un particular ánimo festivo.
En contraste, pensamos en la serie de Hakuko como un “sake cotidiano”. Nosotros queremos ser parte de la vida cotidiana y tranquila de las personas. Ser un confortable complemento de la mesa familiar tradicional expresado con la palabra japonesa Banshaku.

Fotógrafo : Haruhiko KITAI